Comunicado 003


Comunicado 003

“Lo dejaron todo y siguieron a Jesús”

Para todos los padres de familia Colrosario:

La presencia del Señor en cada uno de ustedes, anime sus proyectos familiares y la experiencia del compartir favorezca la unidad, la oración y el diálogo en familia.

Llevamos una semana con mucha expectativa y esperanza en este reencuentro de familia rosarista: con nuestras estudiantes, agentes de nuestra misión, la que realizamos con alegría, con amor y con entrega, buscando lo mejor a través del acompañamiento en este renacer pedagógico, orientado por el personal de las religiosas, administrativo y docente, cargado de humanismo y de espiritualidad, de atención y de disponibilidad que traerá cosas maravillosas en la medida en que cada uno de sus miembros ponga al servicio de la comunidad, su voluntad, su conocimiento y con su testimonio de vida cristiana invite a otro a la conquista de la espiritualidad que lleva a la búsqueda permanente de Dios.

Para poder alcanzar las metas de formación, formuladas en nuestros principios educativos, en un proceso gradual y continuo, se requiere, además de lo que nos proponemos como colegio, el apoyo y la colaboración de los padres de familia, para llegar al corazón de sus hijas quienes están aprendiendo y renovándose en búsqueda de su identidad de mujeres rosaristas, grandes embajadoras que contribuyan a la transformación de un mundo mejor.

Durante dos semanas el personal directivo y docente realizó un trabajo intenso para la llegada de nuestros estudiantes y proporcionar la mejor formación y el desarrollo de los planes y programas institucionales en bien de todos: organización de aulas, organización de nuevos grupos, necesidades de ubicación e integración favoreciendo así las relaciones interpersonales, el conocimiento mutuo y la participación entre ellos como aprendizaje para la vida. Hubo algunos cambios de estudiantes en los grupos, una vez hecho los estudios pertinentes. Esto ocasionó en algunas niñas el descontento y el desajuste emocional, lo cual no es lo que pretendemos. Por el contrario, queremos formarlas en la resiliencia que les ayudará en la vida a afrontar las dificultades y a vencer obstáculos en el momento en que lo tengan que hacer: mujeres fuertes, mujeres de temple y de carácter, de principios sólidos que no se dejen vencer por los avatares de la vida.

Todo esto requiere el respaldo de ustedes, padres de familia, como primeros formadores de personas, para saber asumir los retos que presenta la vida. Permítanos formarlas y prepararlas para los diferentes momentos y situaciones de conflicto, que tengan que afrontar. Estos ejercicios permiten la capacidad de ubicación en donde se encuentren, a la vez que se contribuye, dentro de la formación, a la madurez y a la responsabilidad en autonomía y libertad.

Las lecturas de hoy domingo nos invitan a remar mar adentro, a seguir a Jesús y a ser sus discípulos. Una persona se hace discípulo de Jesús, después de haber escuchado Su Palabra y haber observado y experimentado las Obras poderosas de Jesús. Todo esto supone que hay un conocimiento previo del Señor.

les deseo una semana plena de bendiciones.

Sor Inés de Jesús Torres D. O.P.

Rectora.

Manizales, Febrero 6 de 2022.

 

Comunicado 003

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?