fbpx

COMUNICACIÓN DÍA DE TODOS LOS SANTOS.


COMUNICACIÓN DÍA DE TODOS LOS SANTOS.

Para todos, un abrazo con un gran deseo de santidad a la que todos estamos llamados. Hoy primero de Noviembre, está dedicado a la Solemnidad de Todos los Santos, celebramos no solo los santos conocidos, sino también a todos aquellos santos anónimos que practicaron silenciosamente la plenitud del Evangelio en la vida cotidiana. Una fiesta que nos invita a la esperanza. Así como los ángeles, con su numeroso ejército, los santos nos hacen pensar en una inmensa multitud, que nadie puede contar, de todas las razas, pueblos y lenguas (Ap.7,) Todos aquellos que fueron fieles a Jesucristo y a sus mandamientos. Es la invitación que hoy se nos hace a todos, porque todos, haciendo bien hecho lo que el Señor nos pide, desde lo más pequeño, hasta lo más grande, podemos alcanzar la santidad.

¿Quiénes son los santos? Sed, pues, perfectos como vuestro Padre del cielo es perfecto. (Mt 5, 48). Los santos no son héroes, sino gente común que, en su debilidad, imitan a Jesús al dar sus vidas, por la gracia de Dios. Es el amor el que tiene el poder de transformar a cualquier hombre y hacerlo santo. Comparto con ustedes el siguiente texto del Papa Francisco.

La llamada a la santidad

El Papa Francisco explica muy bien cuál es el camino a la santidad y lo repite a menudo: “…todos estamos llamados a la santidad. Los Santos y Santas de todos los tiempos, que hoy celebramos juntos, no son simplemente símbolos, seres humanos lejanos e inalcanzables. Por el contrario, son personas que han vivido con los pies en la tierra; han experimentado el trabajo diario de la existencia con sus éxitos y fracasos, encontrando en el Señor la fuerza para levantarse siempre y continuar en el camino. A partir de esto podemos entender que la santidad es una meta que no puede ser alcanzada por las propias fuerzas, sino que es el fruto de la gracia de Dios y nuestra libre respuesta a ella. Así pues, la santidad es un don y una llamada… es una vocación común a todos los cristianos, a los discípulos de Cristo; es el camino de la plenitud que todo cristiano está llamado a seguir en la fe, avanzando hacia la meta final: la comunión definitiva con Dios en la vida eterna. La santidad se convierte así en una respuesta al don de Dios, porque se manifiesta como una asunción de responsabilidad. En esta perspectiva, es importante comprometerse diariamente a la santificación en las condiciones, deberes y circunstancias de nuestra vida, buscando vivir todo con amor, con caridad” (Ángelus, 1 de noviembre de 2019).

Estas reflexiones son muy importantes y son para todos. Querida familia, para ser santos no tenemos que hacer nada diferente a lo cotidiano, a lo sencillo…pero es hacer de todas estas cosas sencillas y que nos parecen simples, hacerlas bien, muy bien y con mucho amor.

Agradezcámosle al Señor, todo lo que nos permitió realizar durante el mes de Octubre y pidamos nos regale Su Santo Espíritu para iniciar este mes de Noviembre, con la seguridad de que todo será distinto si lo sabemos aprovechar y le damos gloria a Dios con lo que realicemos. Sea la Santísima Virgen nuestra compañera de camino.

Bendiciones.
Sor Inés de Jesús Torres D.o.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! 👋
¿Necesitas ayuda?